LA MEJOR REVISTA EN ESPAÑOL DE SWFL
LA MEJOR REVISTA EN ESPAÑOL DE SWFL
844-618-6367
239-208-2787
239-208-2787

No basta con calificar a una serpiente de bonita y seductora con su aspecto de criatura malévola, para comprar una y tenerla en casa.

Aunque seamos tendientes a lo exótico hay que saber algunas cosas de ellas antes de tomar una decisión.

Está claro que no todas son mortíferas y no cualquiera de ellas ataca a la menor provocación. De cualquier manera, si tu móvil es que buscas una mascota “diferente”, piénsalo de nuevo.

Primero que nada, debes estar conscientede que el tráfico de estas especies es muy lucrativo y ocupa un lugar destacado dentro de los crímenes a nivel mundial, por lo que te recomendamos ─si es que estás tan resuelto o resuelta─ que adquieras una serpiente medianteuna forma legal. La audacia y determinación de adquirir una serpiente no es para tomarlo a la ligera ni es cosa de gracia. Para mantener una mascota como ésta en tu hogar, es necesario estudiar a profundidad y en detalle su comportamiento, humedad, temperatura, alimentación, tipo de hábitat y de manera muy específica y particular, si el género de ofidio que estás por comprar es adecuado para ser criado en cautiverio. De manera idéntica a los anfibios, un áspid se diferencia de un mamífero en que no controla su temperatura corporal por propia voluntad, sino que sus grados se regulan por el ambiente.La temperatura ideal de los reptiles está entre 20 ºC y 40 ºC. Sin embargo, existen especies que requieren temperaturas específicas por lo que se requiere estar bien informado por si se necesita una fuente de calor externa para el bienestar de la especie. Su alimentación también tiene sus características muy peculiares: algunas comen huevos, lagartijas, camaleones, orugas y gusanos; pero otras prefieren a los roedores pequeños como los ratones. Si hay población infantil en casa hay que tener sumo cuidado: no todas las serpientes son amigables. La inversión es importante, ya que la sierpe necesitará un lugar exclusivo para vivir: un terrario, de preferencia con todos los aditamentos ya adquiridos en la tienda de mascotas. En el terrario─aunque sea pequeño─deben existir diferentes zonas: de calor y templadas, iluminadas y oscuras, con escondites y una cubierta de rejilla para una adecuada ventilación. Si se tiene en mente el adquirir una serpiente venenosa, las precauciones deben triplicarse. Será buena idea contar con un antídoto en el botiquín de primeros auxilios.