LA MEJOR REVISTA EN ESPAÑOL DE SWFL
LA MEJOR REVISTA EN ESPAÑOL DE SWFL
844-618-6367
239-208-2787
239-208-2787

No sólo hablamos del aspecto físico sino también del emocional y psicológico. La genética y la consanguinidada veces toman rumbos distintos y ocurre que alguien no se parece a sus hermanos ni a sus padres. Resulta que uno ha heredado los rasgos de un viejo familiar cuya pista ya se había perdido. Acaso esos ojos azules tengan la explicación en alguna tatarabuela nórdica que llegó al nuevo continente en busca de fortuna y otro destino. Y ese temperamento tan tranquilo y analítico, tan diferente al del padre provenga de un tío abuelo que se fue de la casa paterna para nunca regresar. ¿Y esa tez morena tan parecida a la de un antepasado indígena que combatió contra algunos invasores y fue derrotado? El caso es que uno se parece mucho o no se parece en nada a los suyos más cercanos. Los rasgos heredados y el carácter no guardan afinidad alguna. El análisis de sangre demuestra que el parentesco es genuino, pero el aspecto o la conducta hacen pensar que acaso la cigüeña cometió un error o intercambió a los bebés. Hay algo que no tiene explicación. En cambio, la hija parece un clon de la madre para orgullo de ésta. A los gemelos es imposible diferenciarlos uno del otro. El hijo mayor salió a su abuelo materno. En fin. Hay hermanos o hermanas que no lo parecen ni siquiera de lejos al mirarlos con unas copitas de más y la mejor buena voluntad. Palabra de genetista. La genética a veces es muy caprichosa, y no sólo en cuestión de parecidos. No todos los hijos son un calco de los padres.¿Podría suceder que unos hermanos de sangre compartieran más genes entre sí que otros? ¿Esta diferencia explicaría por qué unos hermanos se parezcan más entre ellos, mientras que otros no se parecen en nada? No hay la menor duda: la herencia es un proceso aleatorio. Dos hermanos tienden a heredar en promedio un 50 % del material genético de cada padre. Pero éste es un valor estimado, y se podría dar la circunstancia de que dos hermanos compartieran un 35 % mientras que, dentro de la misma familia, otros dos coincidiesen en un 60 %.Existe la posibilidad de que dos miembros de la familia no compartan material genético para un determinado marcador del ADN. ¿Qué es un marcador? Pues una pequeña parte de nuestro genoma que se transmite de padres a hijos Travesuras de los genes.