info@to2marketingfirm.com  |  1-844-618-6367

info@to2marketingfirm.com  |  1-844-618-6367

     

Select

 “Este año, voy a bajar un poco de peso”

Si se ve haciendo esta consabida resolución de Año Nuevo, sepa esto: muchos suplementos y alimentos (incluyendo tés y cafés) dizque “milagrosos” para adelgazar no cumplen lo que prometen. Y peor aún, pueden tener graves daños, advierten los funcionarios de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). La agencia ha detectado cientos de productos que se venden como suplementos dietéticos, pero que en realidad contienen ingredientes activos ocultos encontrados en medicamentos de prescripción médica, ingredientes peligrosos de medicamentos que han sido retirados del mercado, o compuestos que no han sido estudiados de manera adecuada en seres humanos.

Productos contaminados

Por ejemplo, la FDA ha descubierto productos para adelgazar contaminados con sibutramina, un ingrediente de medicamentos de prescripción médica. Este ingrediente era parte de un fármaco aprobado por la FDA llamado Meridia, el cual fue retirado del mercado en octubre de 2010 porque causaba problemas del corazón y derrames cerebrales.
Muchos de estos productos contaminados son importados, vendidos en el Internet y sumamente publicitados en las redes sociales. Algunos también pueden encontrarse en los anaqueles de las tiendas.
Y si está a punto de tomar lo que cree es un suplemento dietético “natural”, tal como el polen de abeja o el tamarindo malabar (garcinia cambogia), debe advertir que la FDA ha encontrado que algunos de estos productos también contienen ingredientes activos ocultos de fármacos de prescripción médica.
“La única forma natural de perder peso es quemando más calorías de las que se ingieren”, afirma el Dr. Smith. Esto es, con una combinación de alimentación sana y actividad física.

Los suplementos dietéticos no cuentan con la aprobación de la FDA

Según la ley federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos (y su enmienda a través de la ley de Salud y Educación sobre los Suplementos Dietéticos de 1994), las empresas que elaboran suplementos dietéticos no necesitan la previa aprobación de la FDA para comercializar sus productos. Es responsabilidad de la empresa asegurarse de que sus productos sean seguros y de que cualquier afirmación que se haga sobre ellos sea verdadera.
Pero sólo porque uno ve un suplemento en el anaquel de una tienda no significa que sea seguro, advierte Humbert. La FDA ha recibido numerosas denuncias de daños relacionados con el uso de productos para adelgazar, entre ellos un aumento de la presión arterial, palpitaciones del corazón (corazón trepidante o acelerado), derrames cerebrales, convulsiones y la muerte. Cuando se sospecha que existen problemas de seguridad, la FDA debe investigar y, cuando así lo amerite, tomar medidas para que estos productos sean retirados del mercado.

Conozca las señales de advertencia

Esté atento a las posibles señales de advertencia de los productos contaminados, tales como:
•    promesas de una solución rápida, por ejemplo, “perder 10 libras en una semana”.
•    el uso de las palabras “garantizado” o “descubrimiento científico”.
•    productos etiquetados o comercializados en un idioma extranjero.
•    productos comercializados a través de correos electrónicos de distribución en masa.
•    productos comercializados como alternativas herbolarias a un medicamento aprobado por la FDA o como si tuvieran efectos similares a los de medicamentos de prescripción médica.

 todos web2

¿Te gusta la página?